Por Josean Mulas, seleccionador de la selección vasca de escalada

La palabra entrenamiento siempre esta asociado a sufrimiento , a mejora continua, marcas y metas. Después de tantos años escalando, preparando a escaladores, haciéndoles sufrir y haciéndome sufrir a mi mismo, he llegado a la conclusión de que el escalador está la mayoría de las veces sobreentrenado. Nos ocupamos el 99% a entrenar el físico y dejamos aspectos tan importantes como son la técnica y la cabeza. Es tan importante el entrenamiento para boulder y escalada deportiva como el saber reposar. Por ejemplo, tener las manos en perfecto estado , siempre se ha dicho que la avaricia rompe el tendón, saber si es mejor parar o darle otro intento a la vía , boulder etc…

Para todo esto yo os doy unos consejos trucos de entrenamiento para boulder y escalada deportiva , por que seguro os irán bien.

1) Tomar la decisión de entrenar, aquí esta el quid de la cuestión, cuando tomamos esa decisión ya estemos ante un entrenamiento para boulder o escalada deportiva lo tenemos claro. Si no, lo mejor es no empezar.

2) Entrenador. Es una parte muy importante confiar en alguien que te ayude, que te corrija, que te asesore, que te anime en los momentos malos y que te haga que tus entrenos no sean monótonos.

3) Objetivos. Este punto es de doble filo tanto en el entrenamiento para boulder como escalada deportiva, hay personas que le gusta el reto y a otras les hunde. Aquí juega un papel importante tu entrenador y su capacidad para saber cómo es la persona y ponerse el objetivo hablando con el escalador o buscar la manera de llegar al objetivo sin planteárselo. A mí me gusta poner pequeños retos que a la larga serán grandes logros.

4) La mejora no es de la noche a la mañana, cuando nos ponemos a entrenar queremos evolucionar rápido, pero al cuerpo hay que dejarle que se vaya adaptando a los entrenamientos. Hay que ser paciente.

5) Disponibilidad tanto en el entrenamiento para boulder como el de escalada deportiva. El cuerpo muchas veces no va con la mente, hay que saber que actividad se desarrolla durante el día trabajo, estudios, y a razón del día marcar el entrenamiento.

6) Entrenar y lesionarte. A los tendones hay que ir haciéndolos poco a poco. Hoy en día por suerte vamos teniendo más conocimientos y mejores profesionales en este aspecto. Por ejemplo, yo no pongo a una persona hacer tracciones de bidedo hasta que lleve tres años escalando, mínimo.

7) ¿Dónde entrenar? El sitio donde se entrena tiene vital importancia, si hay un grupo que se esfuerza, a ti los días bajos te motiva, luego el ambiente que se genere en ese local puede ser beneficioso para el grupo.

8) Los miedos. En escalada deportiva la caída el vuelo es una herramienta de trabajo. Si no vuelas, no evolucionas. Es importante quitarlo teniendo una buena rutina de aseguramiento y teniendo un asegurador de total confianza.

9) Técnica. Como ya os comentaba el escalador entrena la parte física la mayoría de las veces, yo creo que la mejora de coordinación manos, pies, el gesto, la creatividad en el diseño de los bloques y travesías es parte importantísima. También hay que entrenar lo que peor tenemos, nuestras debilidades para compensar con lo bueno que tenemos.

10) Entrenar planificado. También puede generar controversia hay gente que prefiere hacer lo que le pide el cuerpo etc….yo como entiendo la escalada de una persona que no tiene de disponibilidad para ir a escalar todos los días lo mejor es tener una planificación por que en cada momento sabes lo que tienes que hacer lo haces y te vas.

Entrenamiento para boulder y escalada deportiva bajo mi punto de vista:

  • Tener entrenador es muy importante
  • El mejor entrenamiento es el que se adapta a nuestra rutina diaria
  • Resulta necesario conocer nuestro cuerpo para trabajar las debilidades
  • Saber adecuar el entreno y el reposo nos dará mejor rendimiento
  • Entrenar planificado a la larga aburre menos
  • Saber escuchar al cuerpo para posibles lesiones