Por Luis Alfonso Felix, escalador deportivo

 

Como ya sabemos, la escalada tiene diferentes variantes y modalidades que hay que tener en cuenta a la hora de explicar cómo escalar en roca. De acuerdo con la época y las condiciones climatológicas estas disciplinas pueden ir desde la escalada en bloque a escalada deportiva. Para cada una de ellas, necesitaremos diferentes materiales e indumentaria que analizaremos a continuación.

¿Cómo escalar en roca?: la escalada deportiva

Es quizás, la disciplina, dentro de la escalada en general, con más adeptos y practicantes en todo el mundo. Se desarrolla dentro de un entorno, que solemos llamar “escuelas”, donde existen infinidad de rutas equipadas, en las cuales, aparte del material duro como arneses, mosquetones, cintas express y demás aparatos de seguridad, también tendremos que tener en cuenta la comodidad y funcionalidad de las prendas que usamos.

A la hora de saber cómo escalar en roca en esta modalidad hay que tener en cuenta que solamente nos une a la roca la punta de nuestros dedos y nuestros pies. Este hecho es lo que le motiva al escalador deportivo. En mi opinión, lo que “engancha” a seguir practicando esta disciplina es la total libertad, la carencia de métodos mecánicos y la sola utilización de los recursos propiamente físicos.

Entonces, definidos bien los recursos materiales necesarios, solo tenemos que hacernos la siguiente pregunta: ¿Qué es lo que quiero escalar? La escalada deportiva, no es un deporte “cerrado”, es decir, podemos elegir donde queremos o nos apetece practicarla, pues existen múltiples estilos de escalada deportiva, tantas como tipos de roca diferentes.

La escalada es especial porque podemos practicarla donde nos apetezca, placas verticales, muros desplomados, rutas cortas, rutas largas, bloque altos, bloques bajos, al sol, a la sombra, sobre granito, caliza…y así las combinaciones se multiplican por docenas, ¡a gusto del consumidor!

Si somos “aprendices” de este deporte y queremos saber cómo escalar en roca, debemos de empezar siempre en lugares y sobre rutas asequibles, donde los recursos técnicos y físicos sean mínimos, a ser posible, en condiciones meteorológicas idóneas, ni mucho frío, ni mucho calor.

¿Cómo escalar en roca? Escalada deportiva Foto: Javi Pec

Con la práctica y el entrenamiento que podemos desarrollar en cualquier rocódromo (recinto interior acondicionado para la escalada indoor, basado en la imitación de poliéster, llamadas presas, de los agarres que nos encontramos en la roca natural), poco a poco cogeremos la destreza para poder asumir más dificultades técnicas y físicas. De esta manera mejoraremos nuestro rendimiento y nivel deportivo.

¡Elige tu nivel!

Referente al nivel, casi la totalidad de escaladores hemos empezado, como en casi todo deporte, en niveles básicos o asequibles. En la escalada, esto seria un grado IV, donde como he dicho anteriormente, no se requieren unas altas cualidades físicas y técnicas.

Para determinar los niveles, por lo general, se usa la escala francesa, aunque hay algunas más, pero nos centraremos en esta que es la que usa normalmente. Va desde el III grado (seria como subir medio “gateando” por piedras de gran tamaño, sin grandes dificultades, ni técnicas ni físicas, hasta el 9b+, que solamente lo han ascendido dos personas en el mundo.

En esta escala cada número, va seguido de una letra, es decir, a más número, más grado de dificultad, y a más letra dentro del mismo numero, más grado de dificultad dentro del numero. La escala seria así, de fácil a muy difícil: III (fácil), IV, IV, V, V+, 6ª, 6a+, 6b, 6b+, 6c, 6c+, 7ª, 7a+, 8ª, 8a+, 8b, 9ª, 9a+, 9b, 9b+ (extremadamente difícil).

Desde el III grado hasta el máximo a día de hoy realizado, 9b+, solo nos separan, experiencia, tenacidad, compromiso y esfuerzo, rasgos básicos y necesarios para ser un gran escalador deportivo y disfrutar de este bello y gratificante deporte…..¿Los tienes?

La escalada en bloque

Esta disciplina, por lo general, se practica los meses mas fríos del año, pero la base a la hora de cómo escalar en roca es la misma: libertad de movimientos y sensación de comodidad. El material duro se reduce notablemente, pues es una escalada que lo que busca es el máximo exponente en dificultad, pero, ya no sobre vías equipadas que normalmente alcanzan y sobrepasan los quince o veinte metros, si no, que en este caso, buscaremos nuestro limite físico, sobre “pequeñas” piedras, que rara vez llegan a los seis o mas metros de altura.

Para saber cómo escalar en roca en esta disciplina es importante recordar que necesitamos una colchoneta, para protegernos de las caídas y unos pies de gato, que será nuestro material duro.

Si en la escalada deportiva prima la comodidad por sentir esa sensación libertad de movimientos, aquí se necesita aun más esa cualidad, pues los movimientos son todavía, más exagerados, y la elasticidad es clave.

La sistemática y el aprendizaje de esta disciplina es similar a la de la escalada deportiva, solo que aquí, además de elegir el entorno, también, debemos de elegir, quien nos “porteará” (cuidará, velará por nuestra seguridad) a la hora de las posibles caídas.

Como he detallado antes, en esta disciplina, no se usa cuerda, así que, “solo” vela por nuestra seguridad, la colchoneta, que llamamos Crashpad, y un buen compañero, o a ser posible varios, que evita la caída fuera de esta, con los consiguientes daños al caer en superficies duras, como piedras o tierra.

Siempre es preferible no arriesgar demasiado, no hace falta que las primeras veces que salimos a practicar la escalada en bloque, lo hagamos sobre piedras muy altas ni muy difíciles, con el tiempo y el correcto entrenamiento, basado sobre todo, en la fuerza explosiva, (muy parecido al de gimnasia deportiva), lograremos tener los recursos necesarios para no vernos envueltos en una “aventura” desagradable, ¡¡¡caernos desde unos cuantos metros de altura, sin la cooperación de nuestro material y compañeros, puede acabar en no solo un simple rasguño, lo digo por experiencia, mi astrágalo confirma esta idea...ejem!!!!